La canción que cambió la vida de Jimmy Page

Es justo decir que con los Yardbirds, las sesiones en el estudio y, por supuesto, Led Zeppelin, Jimmy Page influyó en miles y miles de músicos. La imagen del icónico guitarrista estaba en las paredes de las habitaciones de todo el mundo y su música todavía se transmite a través de altavoces en todo el planeta.

Sin embargo, todos los íconos tienen sus héroes, y durante una conversación para el libro de Bob Boilen, Your Song Changed My Life , donde el veterano periodista habla con algunos de los héroes de la música sobre sus propias canciones favoritas. Cuando le preguntó a Page, la respuesta se volvió bastante obvia.

Como la mayoría de los “rockers” de su edad, cuando Jimmy Page era un niño, el rock ‘n’ roll estaba tan lejos de Gran Bretaña que ni siquiera se escuchaba en la radio. Cuando tenía ocho años, Page se mudó de casa y, al llegar a su nueva habitación, se encontró con una guitarra sobrante de los residentes anteriores. Aunque el joven Page no tenía ningún interés en el instrumento, lo mantuvo a mano.

Por supuesto, el rock ‘n’ roll eventualmente aterrizaría en las costas británicas y el propio Page haría un buen trabajo al aportar su propio sabor al nuevo sonido. De hecho, Page se sumergió en cada pieza del delta blues que pudo encontrar, dándose una educación vital como lo hizo. Pero como Boilen reveló a Rolling Stone, “Muchos británicos de esa edad hablan sobre la música skiffle [y] Lonnie Donegan era el rey”.

Sin embargo, había algo diferente en la relación de Page con el cantante escocés que trajo el rock ‘n’ roll a Gran Bretaña. “Pero no fue hasta que comencé a pensar en cómo Donegan cambió el blues y ‘lo subió’ que hice la conexión con cómo Jimmy Page tomó Donegan y lo electrificó con efectos impactantes y duraderos”.

Sin embargo, Page nunca tuvo la intención de convertirse en una versión británica de un producto estadounidense: “Quería tener mi propio enfoque de lo que hacía. No quería … hacer una copia al carbón de BB King, pero realmente amo el blues. El blues tuvo mucho efecto en mí y solo quería hacer mi propia contribución a mi manera “.

La versión de Lonnie Donnegan del estándar de blues ‘Rock Island Line’, una canción sobre dos instituciones de Chicago, Rock Island y Pacific Railroad Line, que se hizo famosa por Lead Belly, llegó a la radio. Page ciertamente lo escuchó muchas veces. Pero no fue hasta que un amigo de Page, Rod Wyatt, tocó la canción en vivo que algo en Page se encendió.

Page le contó a Wyatt sobre la guitarra que tenía en casa y Wyatt le prometió que podía afinar y ayudar a Page a tocar el instrumento . “Era una guitarra de fogata … pero tenía todas las cuerdas, lo cual es bastante útil porque no habría sabido de dónde conseguirlas”, recuerda Page. “Y luego Rod me mostró cómo afinarlo … y luego comencé a rasguear como si no fuera Lonnie Donegan, pero estaba intentando”.

“Él realmente entendió todas esas cosas, Lonnie Donegan”, le dice Page a Boilen. “Pero esta es la forma en que, deberíamos decir, lo animó o lo esquivó. Para cuando llegas al final de esto, realmente lo está escupiendo … sigue cantando ‘Rock Island line, Rock Island’ y realmente entiendes todo este aspecto entrecortado. ¡Es fantástico! Muchos guitarristas de los años sesenta dirán que Lonnie Donegan fue su influencia “.

13 de julio como el Día Mundial del Rock

El 13 de julio de 1985, más de 60 artistas presentaron Live Aid y Band Aid en dos estadios: Wembley, en Londres y el John F. Kennedy, en Filadelfia. El objetivo fue reunir fondos para la lucha contra el hambre en Etiopía.

Día Mundial del Rock y el recuerdo a 35 años del Live Aid - Radio Cantilo

Si pudiéramos armar “el show soñado”, probablemente muchas de las estrellas que se reunieron hace 35 años en este mega evento aparecerían. Hoy se festeja El Día Mundial del Rock & Roll debido a la realización del Live Aid. El megafestival de rock con sede en Londres y en Filadelfia, tuvo como fin recaudar fondos para la lucha contra el hambre en Etiopía.

Hablamos de dieciséis horas de música en dos estadios y la reunión de más de 50 estrellas del rock. El resultado económico significó cientos de millones de dólares de recaudación con 1.500 millones de espectadores en una maratón televisiva sin interrupciones. Aunque en 2020 nos parezca algo hecho hasta el cansancio, con el Live Aid la industria tomó consciencia del poder y convocatoria arrollador con el que contaban y por ende, lo mucho que podían torcer la historia. “Este festival pasó a la historia y dejó su huella quizás porque fue cuando la industria se dio cuenta que tenía un poder movilizador, y generador de cosas que podían apostarse a grandes cambios. Además, no surgió de una productora o una disquera, fue idea de un músico. Fue todo obra de Bob Geldof “

La tarde de Queen

El show de Queen quedó para la historia. Esos 23 minutos son recordados como lo mejor del festival. Quizás fue porque la banda entendió como pocos que contaban con esos minutos para salir a matar. Tocaron las que se sabían todos, de día, sin la ayuda de las luces, pero la banda tocó a full y Freddie estaba en el patio de su casa. La historia lo sostiene como uno de los mejores shows de todos los tiempos

Bono el salvador

U2 no era la banda que hoy conocemos. En una etapa emergente, su participación en Live Aid funcionó de catapulta y con muy pocas canciones. En medio de la ejecución de Bad, Bono notó que una chica se estaba ahogando en medio de la marea humana, y la rescató. Bailó con ella, retomó la canción y la banda nunca terminó el set programado, pero gracias al gesto humano y paternal de Bono el mini show quedó grabado en la memoria colectiva.

Una de las perlas del mega show en Filadelfia serían las reuniones de grupos separados desde hacía años: Crosby, Stills, Nash and Young, Black Sabbath, Duran Duran y Led Zeppelin. Los últimos se negaron a anunciarse como banda. Fueron Page, Plant y Jones. Para la batería llamaron a Tony Thompson que había tocado en el grupo Chic. También se les sumaría Phil Collins, pero llegaron sin ensayo, y el resultado no fue el esperado. 

Además de David Bowie y su siempre memorable ejecución, uno de los puntos altos de la jornada tuvo a un joven Elton Jonh de protagonista con Don’t go breaking my heart y se presentó a dúo con George Michael. 

El equipo de Bob:

Queen, Status Quen, The Style Council, The Boomtown Rats, Ultravox, Spandau Ballet, Elvis Costello, Nik Kershaw, Sade, Sting, Phil Collins, U2, Howard Jones, Bryan Ferry, Paul Young, Alison Moyet, Bryan Adams, The Beach Boys, David Bowie, The Pretenders, Madonna, Simple Minds, Dire Straits, Elton John, The Cars, Led Zeppelin, David Gilmour, Kenny Loggins, Wham!, Tears for Fears, Hall & Oates, Run DMC, George Thorogood & The Destroyers, Albert Collins, Bo Diddley, Black Sabbath, Ozzy Osbourne, Neil Young, The Who, INXS, Lionel Richie, Tom Petty & The Heartbreakers, Paul McCartney, Reo Speedwagon, Mick Jagger, Judas Priest, Duran Duran, Joan Baez, Tina Turner, Bob Dylan, Billy Ocean, Keith Richards, The Hooters, Ron Wood, Cliff Richard, Ashford & Simpson, Teddy Pendergrass, Thompson Twins, Steve Stevens, Nile Rodgers, Patti Labelle, Eric Clapton, B.B King, Crosby, Stills & Nash, Santana, The Power Station, Billy Joel, Paul Simon, Stevie Wonder, Waylon Jennings, Kris Kristofferson, Huey Lewis & The News, Boy George, The Temptations, Kool & the Gang.