Luciano Napolitano, hijo de Pappo, fue detenido por golpear y encerrar a su pareja

“Me roció con alcohol, me agarró del cuello y me tiró el auto encima”

Luego del violento ataque que sufrió de parte de su pareja, Florencia abandonó la casa que compartían y aseguró: “Volvió a consumir, se puso agresivo. Lo único que yo quiero, es paz”.

https://platform.twitter.com/widgets.js

“No me interesa que pida disculpas. Lo único que me interesa es que desaparezca”. Esta es la frase con la que Florencia resumió el calvario que le tocó vivir este martes. 

Todo comenzó con una discusión y terminó de la peor manera: Luciano Napolitano la agarró del cuello e intentó ahorcarla. Luego la tiró al piso, la pateó, le pegó trompadas y le presionó un ojo con sus dedos. La tomó del pelo, la arrastró y la persiguió cuando ella intentó resguardarse: la sacó a la rastra y volvió a golpearla. Luego se subió a su camioneta e intentó atropellarla. Todos estos detalles fueron volcados en una denuncia que leyeron en Flor de Equipo. Ahí mismo fue que habló Florencia.

“Vine a sacar mis cosas, lo que pueda. Me voy de mi mamá… no es la primera vez que me pasa esto, aunque nunca con tanta violencia. Es decir, viví situaciones violentas pero jamás algo como esto. Estuve encerrada un día, tenía muy poca batería en mi celular y con eso, pedí ayuda”, relató nerviosa.

Los Hechos

Todo ocurrió el lunes pasado a las 16 horas en una casa ubicada en la calle Jujuy al 3400, cuando Napolitano comenzó a hostigar e insultar a la pareja, hasta que de un momento a otro la tomó del cuello y la amenazó de muerte. M.O. apenas pudo reaccionar. De acuerdo con las fuentes consultadas por este medio, en ese momento el agresor la empujó contra un sillón, continuó con las amenazas y puso una de sus rodillas en el pecho de la víctima para inmovilizarla.Las municiones incautadas Las municiones incautadas

Al tenerla completamente reducida, Napolitano después la tomó del pelo y la tiró contra el piso, mientras le pegaba patadas y golpes de puño en el cuerpo. Incluso, le apretó fuertemente uno de sus ojos.

Pero la violenta secuencia estaba lejos de terminar. Según supo Infobae, el hijo de “Pappo”, que también es músico, agarró a la mujer herida, la llevó por la fuerza hasta el sector del quincho y allí le dio un brutal golpe en la mandíbula. Luego, la tomó con violencia de los brazos, la dejó encerrada y se retiró de la vivienda con las llaves para impedir que escapara.Napolitano tras su detención.Napolitano tras su detención.

Las fuentes revelaron que el artista la mantuvo cautiva en la casa hasta el día siguiente. En total, fueron más de 24 horas de horror, que finalmente terminaron hacia las 16:20,cuando a la vivienda de la calle Jujuy llegó el personal policial de la Seccional de Benavidez para rescatar a M.O. y que recuperara su libertad.

Horas más tarde, los efectivos bonaerenses, bajo las órdenes del comisario Javier Mendoza, lograron ubicar a Napolitano y lo aprehendieron. La investigación del caso quedó en manos de los fiscales, Diego Callegari y Mariela Miozzo, integrantes de la UFI especializada en Violencia de Género de la localidad de Tigre, quienes ordenaron un allanamiento de urgencia al domicilio del cantante.El revólver que hallaron en la casa del músicoEl revólver que hallaron en la casa del músico

Fue así que ayer a la madrugada, con la presencia de la fiscal Miozzo en domicilio del imputado, se encontraron con otra sorpresa: según las fuentes, hallaron un revólver calibre 38 cargado y municiones intactas del mismo calibre. Algunas, incluso, ya habían sido percutadas. Además, descubrieron que Napolitano no contaba con la autorización legal para portación ni tenencia.

Horas después, en la mañana de ayer, el violento agresor fue indagado por los delitos de lesiones leves agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género en concurso real, amenazas, privación ilegal de la libertad agravada y tenencia ilegítima de arma de guerra. Fuentes de la investigación revelaron a Infobae que en su declaración Napolitano negó que la hubiese mantenido secuestrada a la mujer en el quincho. “Ella podía salir cuando quería”, le dijo el acusado a la funcionaria judicial. Además, aseguró que “solo discutió” con M.O. y que el arma que tenía la había heredado hace unos 15 años.

Con toda la información recopilada, el juez del caso, Diego Martínez, resolvió convalidar el allanamiento y la aprehensión dispuesta por la fiscal Miozzo. El acusado aún permanece detenido en la comisaría de Tigre.

Si vivís situaciones de violencia de género o alguien que conocés vive estas situaciones podés comunicarte al 144 de manera gratuita las 24 hs., los 365 días del año. También podés hacerlo por WhatsApp al 1127716463 y por mail a linea144@mingeneros.gob.ar